top of page

5 principios básicos que debes aplicar en todas tus presentaciones con diapositivas

Cuando llevas a cabo una presentación ante una audiencia hay ciertos principios fundamentales que te garantizan que el tema, mensaje o idea que quieres transmitir va a ser fácil de entender, fácil de recordar e impactante a la vez.

Siempre debes tener en cuenta que tu público está recibiendo al mismo tiempo estímulos auditivos (te están escuchando), visuales y textuales (que aparecen en tu presentación) y si no tienes cuidado con la forma de presentar estos estímulos corres el riesgo de perder la atención de tu audiencia.

Para que eso no suceda, acá están los 5 principios básicos de toda presentación:


1. Claves visuales.

Evita llenar de texto la pantalla. Apréndete el contenido y utiliza pocas palabras y más claves visuales (imágenes, iconos, animaciones) para guiar la atención de tu audiencia directamente a la idea que quieres comunicar. No hay nada más aburrido que una presentación llena de texto con un tamaño de tipografía imposible de leer.


2. Foco.

¿A dónde quieres que se vaya la vista y atención de tu público? ¿Qué es lo que quieres que recuerden de cada pantalla? Esta pregunta es clave para decidir lo que vas a incluir en pantalla y lo que vas a dejar solo para la parte oral de tu presentación. Elige una idea principal para cada diapositiva y centra el foco en ella.


3. Jerarquía.

La disposición de los elementos que utilizas en una presentación debe tener jerarquía, es decir, lo más importante debe resaltar en la pantalla, no importa si es texto o imagen. Si todo el texto tiene el mismo tamaño, color y disposición en pantalla, se perderá la idea principal. Lo mismo con las imágenes. Decide, recorta y jerarquiza.

4. Equilibrio.

Va de la mano con la jerarquía. Recargar un lado de tu diapositiva con muchos elementos o texto probablemente sí hará que la vista de tu público se vaya hacia ese lado, pero parte de su atención estará en ese hoyo negro que has creado en el resto de la pantalla y que no tiene nada. Debe existir equilibrio visual para que el cerebro humano pueda enfocar la atención.


5. Fluidez.

Cada diapositiva debe estar unida de alguna u otra forma a la anterior y a la siguiente para crear un flujo coherente de la información. De esta forma te aseguras de mantener la atención de tu audiencia y de comunicar de manera coherente el mensaje. Revisa una y otra vez toda la presentación para asegurarte de que fluye fácilmente y es fácil de seguir.


Mira estas fotografías de antes y después de aplicar estos principios en una presentación. ¿Te das cuenta de que son cambios muy sencillos pero hacen una gran diferencia?

Antes Después


Antes Después


Por supuesto que hay más principios y muchos tips que te ayudan a mejorar cada vez más tus presentaciones, pero nos parece que comenzar con estos ya te proporciona una ventaja comunicacional que debes aprovechar. ¿Qué otro principio crees que debe estar siempre presente en una presentación con diapositivas? Deja un comentario y cuéntanos.


Si quieres saber más o necesitas asesoría para una presentación, déjanos un comentario acá o escríbenos a info@thinkdotcomm.cl



32 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page